Nuboso Chuquisaca
Mín: 14º
Máx: 26º
Nuboso La Paz
Mín:
Máx: 23º
Poco Nuboso Beni
Mín: 22º
Máx: 36º
Poco Nuboso Pando
Mín: 24º
Máx: 36º
Poco Nuboso Santa Cruz
Mín: 24º
Máx: 38º
Lluvia Oruro
Mín:
Máx: 22º
Lluvia Potosí
Mín:
Máx: 21º
Nuboso Tarija
Mín: 17º
Máx: 33º

Publicidad

    


Crónica de los hechos de octubre de 2019

Historia de violencia que no debe volver a repetirse



La joven Yareth García Clavijo, quien recibió el impacto de una granada de gas en octubre pasado, actualmente goza de buena salud.
 GALERÍA(2)

Los hechos de violencia que enlutaron al país y que terminaron con la renuncia del ex Presidente Evo Morales no deben volver a repetirse, por lo cual es fundamental pacificar el país, particularmente porque muchos jóvenes sufrieron las consecuencias de esas jornadas, tal como es el caso de la joven Yareth García Clavijo, quien fruto de esos hechos recibió el impacto de una granada de gas y fue intervenida en neurocirugía hace un mes.

Tras la primera marcha protagonizada por jóvenes universitarios de distintas casas superiores de estudio que se dieron cita en la Plaza Abaroa para expresar su protesta por los resultados de las elecciones nacionales que daban el triunfo al Movimiento al Socialismo, los jóvenes fueron gasificados el 22 de octubre pasado.

Lo lamentable del hecho fue que la citada movilización en contra del fraude electoral ya había terminado y cuando los jóvenes se habían retirado comenzó la represión policial.

Es en ese contexto que la estudiante de colegio, quien había quedado en verse con su hermana mayor para regresar juntas a su casa sufrió el disparo de gas en la cabeza, que de no ser por el oportuno tratamiento realizado en el Hospital del Seguro Universitario por el neurocirujano José María Barrientos, hubiera tenido otro descenlace.

El médico del IDIF, Enrique García Rojas, luego de realizar el examen físico externo determinó otorgar 50 días de incapacidad médico legal. Las conclusiones dan cuenta que la adolescente tuvo una poli contusión, con múltiples lesiones equimóticas, excoriativas y edema, además de trauma en región occipital, con herida abierta suturada por lo que se concluye traumatismo cráneo encefálico.

El pasado 23 de diciembre, la menor de edad fue intervenida para que se le realice una craneoplastía y actualmente goza de buena salud.

HISTORIA

DEL FACEBOOK

El 22 de octubre de 2019 en la tarde, la madre de Brenda corregía notas finales de sus alumnos de la UMSA. A las 8 de la noche vio que sus hijas no llegaban y presintiendo algo inusual, se desesperó y llamó a su esposo, quien le dijo que no se preocupara que las buscaría y volvería con ellas.

Sin embargo, a la media hora la llamó diciéndole que había pasado algo y que alistara el carnet del Seguro Médico. En ese momento, presa de la angustia y el miedo se acercó a su computadora y denunció por su cuenta de Facebook que habían herido a su hija, responsabilizando al gobierno de entonces (días antes dos autoridades habían amenazado públicamente a los jóvenes).

La denuncia se viralizó, pero también decenas de imágenes de personas que habían presenciado el hecho se extendieron en las redes sociales. En esas grabaciones se veía el preciso momento en el que herían a la adolescente y cómo caía herida al piso.

Una mochila clara completamente ensangrentada quedó como testimonio de tal hecho de violencia.

A los pocos minutos llegaron al Seguro Universitario los representantes de la Defensoría del Pueblo, señalando que se enteraron de la denuncia por las redes. Ellos fueron los que cooperaron para que el médico forense fuera a revisarla. Según la madre de la víctima, un joven abogado de apellido Peñarrieta fue el primero en llegar y de ofrecer toda la colaboración.

Centenares de mensajes de apoyo, oraciones y buenos augurios cobijaron a la familia, pero también frases que intentaban intimidar, lastimar y ofender mediante las redes sociales afirmó la madre de la menor, Rossio Clavijo.

CARTA A PAPÁ

Noche antes de que ocurrieran los hechos, Yareth sintió en su habitación algo muy raro que le hizo dar miedo. Llamó por celular a su madre, que subió corriendo a verla. Le dijo que sentía que había algo que no la dejaba salir y que incluso trancaba su puerta, era como una presencia que rondaba y volaba. Su mamá trató de tranquilizarla diciéndole que cuando uno creía en Dios no debía temer nada.

La mamá de Yareth afirma que el día que ocurrieron los hechos corregía las notas de la materia de Legislación y ética de la comunicación. “Recuerdo que en el grupo de WhatsApp escribí a los chicos que lamentaba que todo el año hayamos analizado y revisado el tema de derechos humanos, que al final veíamos que todo era vulnerado. Mencioné que estaba apurándome en pasar notas para ya no tener ningún compromiso con ellos y vernos con algunos en las calles”, afirmó la abogada y periodista.

“Mi pequeñita sufrió demasiado, los dolores eran muy intensos. Mucha gente lloró por ella. Incluso mi colega Ximena Galarza, que vino a visitarla. Lo único positivo fue el increíble apoyo moral que recibimos de tanta gente, amigos de infancia, familiares, amigos de mis hijos, personas con las que nunca hablé. Estoy convencida que gracias a sus oraciones mi hija recuperó (…)”, mencionó la madre.

El padre de Yareth, Pablo García estaba de autoridad en Pando. El día que sucedieron los hechos él se encontraba en La Paz por motivos de salud. Como si se anticipara, la joven escribió esa mañana un mensaje en su Facebook en el que decía que era un hombre ejemplar, respetuoso y justo, excelente policía. Clamaba porque se pueda empatizar con los uniformados “Como a nosotros, a todos ellos los esperan en casa al finalizar el día”, sostenía el mensaje.

JOVENCITA

LIBRE PENSANTE

Quién es Yareth. Una jovencita libre pensante dice su madre. Este año sale bachiller. Es la hija menor. Su hermana Nátaly tiene 25 y su hermano Alejandro 22, ambos son universitarios. Ambos creen que su Brendita, como la llaman en casa, siempre fue demasiado madura para su edad.

Ella el pasado año era presidenta de secundaria del colegio Americano, en la zona Sur.

De niña siempre sonó ser ingeniera ambiental, ahora decidió que una vez que salga del colegio se inscribirá a la carrera de Psicología Organizacional. No le parece mala idea tomar una mochila y viajar por el mundo.

Cuando recuperó la razón, escribió estas líneas que directamente la muestran tal como ella es: Muchas gracias a todos por sus lindas palabras y energías, que sin duda llegaron. Gracias a Dios por darme fuerzas a mí y a mi familia en esta dura prueba. Como me hizo notar mi amigo Mateo Luján que igualmente fue herido por un proyectil, tocó dar la cabeza por el país y daría la cabeza, alma, vida y corazón por esta hermosa patria, que no merece más que únicamente amor, respeto y justa democracia. Si bien aún no tengo derecho al voto, hay mucho en juego, está mi futuro y el de varios jóvenes brillantes y exitosos capaces bolivianos. Nadie se rinde, nadie se cansa. Fuerza mi Bolivia. Se hará justicia.

 
Revistas
Publicidad
Portada de HOY

JPG (761 Kb)      |       PDF (312 Kb)



Cotizaciones
1 Dólar:6.96 Bs.
1 Euro:7.57 Bs.
1 UFV:2.33550 Bs.

Publicidad

Publicidad