Nuboso Oruro
Mín:
Máx: 21º
Nuboso Tarija
Mín: 16º
Máx: 31º
Nuboso Potosí
Mín:
Máx: 20º
Nuboso La Paz
Mín:
Máx: 20º
Tormenta Eléctrica Pando
Mín: 23º
Máx: 30º
Poco Nuboso Santa Cruz
Mín: 23º
Máx: 35º
Nuboso Chuquisaca
Mín: 13º
Máx: 25º
Tormenta Eléctrica Beni
Mín: 23º
Máx: 31º

Publicidad

    



[Severo Cruz]

Bolívar, Bolivia y la libertad


“¿Qué quiere decir Bolivia? Un amor desenfrenado de libertad, que al recibirla vuestro arrobo, no vio nada que fuera igual a su valor”, señaló, en un Mensaje, el Libertador Simón Bolívar (*).

Bolivia, glosando los términos del Libertador, se traduce por “un amor desenfrenado” a la libertad. O sea un terreno fértil para cultivar ese sublime ideal. Proceso político que no tiene precio, es decir, sin “igual a su valor”.

Este jirón patrio ha sido desde siempre el semillero de espíritus rebeldes que se desvivieron por la libertad. Su nombre honra a ese genio militar venezolano, quien, luego de haber liberado a varios países del dominio foráneo, murió pobre y olvidado. Pues no hizo fortuna, porque no era corrupto. Estuvo al servicio exclusivo del objetivo libertador y no estuvo supeditado al afán de amasar fortuna.

Espíritus rebeldes que jamás se doblegaron ante ningún poderoso, de origen nacional o extranjero, sea cual fuere su condición política, social o económica. Su rebeldía arrasó con todos los ídolos que tenían pies de barro. Ello ha ocurrido no sólo en dictadura sino también en democracia. En todos los tiempos, por supuesto.

Nuestros mayores, entre hombres y mujeres, sin medir consecuencias, lucharon a brazo partido por obtener la preciada libertad. Tuvieron que romper, para tal efecto, los eslabones de la cadena opresora. Gracias a esa actitud contamos con una Bolivia libre, independiente y soberana. Una Bolivia libre de toda atadura extranjera. Ahora el deber de cada uno de los bolivianos es preservarla en esa situación. Acá no tienen cabida las insinuaciones entreguistas. La ciudadanía está preparada para defender a Bolivia digna, en el contexto continental.

Los bolivianos, por lo visto, no han nacido con el alma de esclavos, tampoco vivieron devastados por el derrotismo. Por consiguiente: ratificaron, en toda circunstancia, su vocación liberadora, en la histórica perspectiva de construir un mundo mejor, fundado en la justicia, en el bienestar e inclusión social. Lo hicieron con muchas esperanzas.

En el pasado reciente la ciudadanía, con una férrea unidad, derramó grandes dosis de sangre por reconquistar la libertad, sinónimo de democracia, conculcada por intereses sectarios. Lo hizo por propia voluntad, sin que medie consigna alguna. Hasta que logró la reposición de una convivencia con respeto a los derechos humanos y a las divergencias político – ideológicas.

Bolívar es el Padre de la Patria. En consecuencia: su rebeldía ha recaído, de una u otra manera, sobre todos quienes se acogieron bajo la sagrada tricolor. De ahí que los quebrantadores de la libertad, ante la ofensiva popular, acabaron huyendo.

En suma: la libertad fue la prioridad en todos los tiempos.

(*) “Mensaje del Libertador al Congreso Constituyente de Bolivia”. Lima, 25 de mayo, 1826. EL DIARIO, La Paz – Bolivia, 6 de agosto, de 1974.

 
Revistas

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (769 Kb)      |       PDF (465 Kb)



Caricatura


Sociales

Muestra conjunta en el arte-espacio MIC

SHARON PÉREZ PROMOCIONA Y VALORA EN SUS OBRAS LOS DERECHOS DEL PUEBLO AFROBOLIVIANO.


Publicidad