Tormenta Eléctrica Cochabamba
Mín: 13º
Máx: 27º
Nuboso Santa Cruz
Mín: 22º
Máx: 31º
Tormenta Eléctrica Chuquisaca
Mín: 14º
Máx: 21º
Tormenta Eléctrica Potosí
Mín:
Máx: 17º
Tormenta Eléctrica Tarija
Mín: 16º
Máx: 27º
Nuboso Pando
Mín: 23º
Máx: 30º
Tormenta Eléctrica La Paz
Mín:
Máx: 20º
Nuboso Beni
Mín: 24º
Máx: 30º

Publicidad

    


Secuelas irreparables

Feminicidios, resultado de violencia extrema

> El desgaste económico de las familias afectadas por feminicidios que tienen que enfrentar juicios, el trauma emocional que provocan estos crímenes y la disgregación familiar son algunas de las secuelas de estos hechos de violencia extrema que afectan a la sociedad


CUADRO MUESTRA EL NIVEL DE ASESINATOS A MUJERES EN BOLIVIA.

Este balance fue planteado por una experta en un momento en el que el país enfrenta una ola feminicidios y que han merecido una atención de alerta por parte del Gobierno.

Por ejemplo, Rosario M. espera apelar una sentencia que considera injusta. Ella relata que peregrinó seis años por distintos estrados judiciales para buscar justicia por el feminicidio de su hija Verónica Mishel Q. M., y que, tras vivir un verdadero “vía crucis”, finalmente llegó a la culminación de un proceso penal que la dejó sin aliento.

“El martes 7 de enero de este año se dictó la sentencia, pero no estoy conforme porque se la pena se dio por homicidio y no por feminicidio. Todos estos años han ido cambiando las acusaciones, primero fue feminicidio, luego asesinato y finalmente homicidio”, manifestó en entrevista con ABI.

Su otra hija, Paola, quien la acompañó todo este tiempo y que aún viste el luto, asienta con la cabeza, mientras trata de soportar el llanto. No lo logra, pues la herida vuelve a abrirse durante la entrevista.

UN PEREGRINAR

DESDE EL 2013

Rosario se muestra un tanto más calmada. Los años del proceso le han enseñado, así como a muchos familiares de víctimas de feminicidio, a sobrellevar las penas y a rescatar fuerzas para seguir con el proceso.

Su hija falleció el 8 de agosto de 2013, en circunstancias trágicas. Verónica Mishel, que para entonces tenía 20 años de edad y cursaba el segundo año de la carrera de Ingeniería Geológica en la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), salió esa jornada junto a dos de sus amigas de los predios de su carrera en Cota Cota, zona Sur de La Paz, rumbo al cerro Laura Marka, en el barrio de Llojeta.

Según Rosario, en aquel lugar las tres muchachas dieron encuentro a tres jóvenes que fueron implicados en el caso. Su familia, que ya había iniciado su búsqueda tras constatar no que no llegaba a su casa, obtuvo referencias de que sus amigas llevaron a Verónica Mishel a aquel sitio montañoso, sin embargo, estas alegaron que la habían dejado en el mercado de Ciudad Satélite, El Alto.

Dos días después de su desaparición, Verónica Mishel fue encontrada sin vida en el fondo del barranco del cerro Laura Marka, tras que los cinco implicados confesaran que estuvieron con la joven consumiendo bebidas alcohólicas en aquella zona montañosa, pero que la víctima “se habría perdido en el lugar” y no volvieron a saber de ella.

Indagaciones determinaron que la joven murió por un Traumatismo Encéfalo Craneano (TEC) cerrado tras haberse precipitado por una altura de al menos 100 metros. Incluso, la madre de la víctima dijo que la joven habría sido vejada sexualmente.

Ese 8 de agosto de 2013 comenzó la travesía de Rosario para exigir justicia para Verónica Mishel. Observaciones en el proceso de investigación del caso, los cambios de juzgados y tribunales, la suspensión de audiencias por ausencia o renuncia de jueces y fiscales y una serie de recursos judiciales (recusaciones a jueces) presentados por los imputados, fueron algunas de las barreras que minaron emocional y económicamente a la madre y a la hermana de Verónica Mishel.

Rosario está firme, no se quiebra. Deja escapar algunas lágrimas que prefiere no limpiar de su rostro, ya muchas han brotado desde 2013. No permite que la emoción quiebre sus palabras y siguió con la historia.

Finalmente, el proceso penal acabó esta última semana con la sentencia de entre 10 años a cinco años de cárcel para los cinco acusados por el delito de homicidio, un fallo que apelará Rosario.

 
Revistas
  • 8
  • 7
  • 6
  • 4
  • 3

Más información

Publicidad
Portada de HOY

JPG (832 Kb)      |       PDF (332 Kb)



Cotizaciones
1 Dólar:6.96 Bs.
1 Euro:7.62 Bs.
1 UFV:2.33424 Bs.

Publicidad

Publicidad