Tormenta Eléctrica Pando
Mín: 21º
Máx: 29º
Nuboso Beni
Mín: 23º
Máx: 35º
Nuboso Cochabamba
Mín: 12º
Máx: 29º
Nuboso Potosí
Mín:
Máx: 23º
Nuboso La Paz
Mín:
Máx: 24º
Nuboso Oruro
Mín:
Máx: 24º
Poco Nuboso Santa Cruz
Mín: 24º
Máx: 35º
Poco Nuboso Chuquisaca
Mín: 12º
Máx: 26º

Publicidad

    


Posible ascenso en niveles de agua del río Pilcomayo



Pobladores ribereños temen la crecida del río Pilcomayo.

Un posible incremento del nivel del agua podría registrarse en el río Pilcomayo, ya que entre el 27 y 29 de este mes pueden presentarse en algunos sectores la “alerta naranja”. La afluente abarca las regiones de Chuquiago, Tupiza, Palca Grande, Villa Charcas, Culpina, Comayapo,

Según la información emitida por el Ministerio de Medio Ambiente y Agua y el Servicio Nacional de Metereología e Hidrología (Senamhi) de Bolivia, se conoció que entre el 27 y el 29 de enero se esperan algunos ascensos de niveles, que pueden llevar a algunas estaciones a alerta naranja. Por el momento, todos los niveles son bajos y sin riesgos.

Una publicación de El País del pasado 11 de enero sostiene que los pueblos indígenas que pertenecen a ocho comunidades asentadas en la ribera del río Pilcomayo señalaron que no se hizo nada desde el Gobierno Nacional y Departamental para frenar las consecuencias de la crecida en época de lluvia.

Es la misma historia todos los años. Los pueblos indígenas deben enfrentarse con el cauce del Pilcomayo, perder sus pertenencias y pedir a las autoridades ayuda, que en la mayoría de los casos llega tarde.

El secretario de los Pueblos Indígenas de la Gobernación, Felipe Moza, advirtió que los recursos que maneja la Oficina Técnica Nacional de los Ríos Pilcomayo y Bermejo (OTN -PB) son mal utilizados. “Se han utilizado 10 millones de bolivianos para el río Guadalquivir, que no tiene nada que ver con el proyecto. El Gobierno está utilizando mal los recursos por un tema político”, dijo.

Moza informó que convocará a una reunión al director ejecutivo de la OTN-PB, Rubén Vaca, para abordar la preocupación que existe por parte de los pueblos indígenas que viven a la ribera de esta Cuenca. La gestión pasada, hubo una reunión con autoridades nacionales para trabajar varias temáticas sobre el Pilcomayo, como los desastres que causan sus crecidas y la contaminación por los desechos químicos por parte de las empresas mineras que son vertidas a sus aguas.

Sin embargo, Vaca desmintió estas declaraciones e indicó que la OTN-PB funciona únicamente con recursos del departamento, es decir con dos millones de bolivianos que no significan una ayuda considerable para la magnitud de los desastres. A su vez, la ayuda que se pidió al Gobierno nacional fue rechazada y solo mediante una nueva ley se destinará recursos para la problemática. “El Gobierno no nos da ni 50 centavos y para cambiar esto tendríamos que presentar una ley, lo que significa tiempo”.

El pueblo Weenhayek se encuentra en el margen derecho y recientemente anunció una crecida de 500 metros hacia las comunidades de D’Orbigny y Crevaux. “El año pasado tuvimos muchas reuniones para ver la creciente del río Pilcomayo. Hoy tenemos otra reunión con la Gobernación para inyectar recursos. La OTN, la institución principal para velar sobre este río, no se manifestó. No sabemos cuánto presupuesto tiene”, dijo.

 
Revistas
Publicidad
Portada de HOY

JPG (712 Kb)      |       PDF (462 Kb)



Cotizaciones
1 Dólar:6.96 Bs.
1 Euro:7.80 Bs.
1 UFV:2.29292 Bs.

Publicidad

Publicidad