Tormenta Eléctrica Beni
Mín: 24º
Máx: 35º
Lluvia La Paz
Mín:
Máx: 21º
Nuboso Santa Cruz
Mín: 23º
Máx: 33º
Lluvia Cochabamba
Mín: 14º
Máx: 30º
Nuboso Chuquisaca
Mín: 11º
Máx: 22º
Tormenta Eléctrica Pando
Mín: 21º
Máx: 36º
Tormenta Eléctrica Oruro
Mín:
Máx: 21º
Lluvia Potosí
Mín:
Máx: 18º

Publicidad

    



[Domingo Loza]

Día del ferroviario


Mañana 21 de enero se recordará la fundación de la Caja Ferroviaria -que ya no existe-, motivo por el cual se celebra el Día del Ferroviario. Al respecto recordemos que

el Capitán del Chaco, Germán Busch, dijo entonces: “Con hombres como los ferroviarios Bolivia será grande”.

Pero revisando lo que se había prometido para hacer progresar la actividad ferroviaria, vemos que nada se cumplió, por la vorágine de la politiquería, que siempre ha acechado al verdadero pueblo boliviano que tiene ideas progresistas y nobles intenciones.

Y es que por nefastas leyes, por intereses personales o partidarios, se procedió a desmantelar y hacer desaparecer el Ferrocarril eléctrico Guaqui-La Paz. En este día de recordación de glorias pasadas, cabe revisar la historia que no se puede olvidar. En el pasado Bolivia puso subsistir con la creación del Ferrocarril Guaqui-La Paz y junto a los hermanos peruanos abriendo la navegación por el lago Titicaca, con la ruta férrea Puno – Arequipa – Mollendo – Matarani. Con esa comunicación vital las cargas de importación y exportación fueron liberadas desde y hacia el océano Pacífico. Es enaltecedora la patriótica e innegable labor que cumplió el ferrocarril con el traslado de abastecimientos para el ejército durante la Guerra del Chaco. Y también trasladando los minerales de Oruro y Potosí que en 1952 habían sido detenidos y embargados en puertos chilenos.

En La Paz el ferrocarril había extendido sus ramales a las fábricas Said, Soligno, Forno y molineras para la producción. Los trenes llegaban y salían de Guaqui durante las 24 horas del día, cumpliendo una encomiable labor para el crecimiento de la ciudad capital. A la ciudad de El Alto, en pleno inicio de su crecimiento, llegaron las locomotoras a vapor para abastecer de agua a los primeros habitantes de la Ceja.

Sin embargo la oligarquía chilena se dedicó a la supresión de nuestro ferrocarril que salía por el Perú, ya que obtenía grandes dividendos con nuestras importaciones y exportaciones.

Actualmente en la frontera con el país trasandino los trabajadores del autotransporte soportan intenso frío por los nevados del entorno y son objeto de abusos. Esta situación es producto de la violación del Tratado de 1904, y de garrafales errores cometidos por los gobiernos de turno en nuestro país, al congraciarse con Chile con la construcción de la carretera Patacamaya - Tambo Quemado, que sirve más para el crecimiento económico y el potenciamiento bélico del “buen vecino”. Con esa vía, por donde se intensifica el tráfico de mercaderías, acabó la salida de los ferrocarriles por el Perú.

Por tal situación es urgente asumir medidas como la reconstrucción del Ferrocarril El Alto-Guaqui con trocha ancha, así como la reconstrucción del tramo Guaqui-Desaguadero para empalmar con la ferrovía peruana Puno – Matarani – Mollendo.

Existen fondos provenientes de las ventas de gas a Brasil y Argentina para realizar esas obras tan importantes, con las que se podría salvar a Bolivia del enclaustramiento.

Saludamos a los trabajadores ferroviarios en su día. Que sepan que apoyamos la demanda de volver a tener los rieles de hierro y acero que forjaron progreso. Si Dios quiere los ferrocarriles recorrerán todos los confines de la Patria y llegarán a las costas marítimas.

Leyendo libros como “Guano, salitre y sangre”, del patriota Roberto Querejazu Calvo, llegamos a la conclusión de que muchas de nuestras tragedias se deben a la Guerra del Pacífico. Podemos orientar nuestra conducta con unidad y dignidad, para el resurgimiento de la Patria amada.

El desempeño de la actual Presidenta Jeanine Áñez es meritorio y patriótico. Ojalá su prioridad sea la reconstrucción del sistema ferroviario, ya que hoy, por ejemplo, el tren Bala es signo de modernidad y progreso en otras latitudes.

En este homenaje a los ferroviarios de nuestra Patria, nos adherimos al eslogan de Radio Panamericana: “¡Volveremos a los puertos del progreso!”.

 
Revistas

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (769 Kb)      |      



Caricatura


Sociales

Aguas abiertas en el estrecho de Tiquina

LOS PARTICIPANTES DEL TORNEO AGUAS ABIERTAS.


Publicidad