Tormenta Eléctrica Cochabamba
Mín: 14º
Máx: 27º
Nuboso Pando
Mín: 23º
Máx: 30º
Lluvia Potosí
Mín:
Máx: 17º
Tormenta Eléctrica La Paz
Mín:
Máx: 21º
Poco Nuboso Santa Cruz
Mín: 23º
Máx: 34º
Tormenta Eléctrica Oruro
Mín:
Máx: 20º
Lluvia Tarija
Mín: 14º
Máx: 30º
Nuboso Beni
Mín: 23º
Máx: 33º

Publicidad

    


Gestión del MAS

Investigan tres ministerios por adjudicaciones directas

> En el caso del teleférico ni siquiera se tomaron la molestia de invitar a otras empresas, directamente le adjudicaban los contratos a la Doppelmayr

El senador por Unidad Demócrata (UD), Oscar Ortiz, denunció irregulares en contrataciones directas de compra en los ministerios Obras Públicas, Hidrocarburos y Defensa por un total de 1.113 millones de dólares, durante el gobierno del Movimiento al Socialismo (MAS). Todas estas adjudicaciones tienen como factor común la participación de la empresa constructora Cotienne S.A. del empresario venezolano Carlos Gill.

Los contratos observados por Ortiz son: la adquisición de radares por más de 227 millones de dólares, la construcción de plantas de regasificación por 137 millones y el contrato por la construcción de la red de teleféricos en La Paz por una cifra superior a 5.000 millones de bolivianos en distintos desembolsos realizados. Todas estas fueron adjudicaciones directas efectuadas durante el gobierno del MAS en las que participa la empresa Cotienne de propiedad del empresario Carlos Gill Ramírez.

Según Ortiz, el empresario en una conferencia de prensa convocada en Paraguay a la que invitó a varios periodistas él manifestó ser el dueño de la empresa en cuestión, pero luego de consultar esta situación en Fundempresa fue desmentida, pues Gill, no figura como propietario, lo que demuestra que esta, se maneja en el país a través de testaferros.

El legislador señaló que se están hablando de más de 1.113 millones de dólares que, se espera, su manejo sea esclarecido por el siguiente gobierno. Las unidades de transparencia se encargarán de esclarecer el manejo de estos recursos económicos y la forma en que las empresas se adjudicaban los contratos. Según información recabada por Ortiz, “en el caso del teleférico ni siquiera se tomaron la molestia de invitar a otras empresas, directamente le adjudicaban los contratos a la empresa Doppelmayr, de la cual el señor Gill Ramírez era representante” señaló.

Para Ortiz, las contrataciones directas deben hacerse solo en caso de emergencia o temas de seguridad de estado más eso no justifica que sean declaradas confidenciales. Con relación al empresario Gill, manifestó que su forma de librarse de responsabilidades consiste en hacer que su empresa sea subcontratada por las principales adjudicatarias de contratos que es otra forma de obtener utilidades u estos temas deben ser esclarecidos y procesar a los responsables.

 
Revistas
  • 8
  • 7
  • 6
  • 4
  • 3

Más información

Publicidad
Portada de HOY

JPG (718 Kb)      |       PDF (453 Kb)



Cotizaciones
1 Dólar:6.96 Bs.
1 Euro:7.75 Bs.
1 UFV:2.33926 Bs.

Publicidad

Publicidad