Nuboso Santa Cruz
Mín: 22º
Máx: 31º
Tormenta Eléctrica Oruro
Mín:
Máx: 19º
Tormenta Eléctrica Tarija
Mín: 16º
Máx: 27º
Tormenta Eléctrica Chuquisaca
Mín: 14º
Máx: 21º
Tormenta Eléctrica Potosí
Mín:
Máx: 17º
Tormenta Eléctrica La Paz
Mín:
Máx: 20º
Nuboso Pando
Mín: 23º
Máx: 30º
Nuboso Beni
Mín: 24º
Máx: 30º

Publicidad

    


2020

Los veinte libros que marcarán el arranque


La cuesta de enero es siempre un poco más empinada para el sector editorial, que debe afrontar con estoicismo la comprensible caída de ventas que llega tras la campaña de Navidad. Por eso, los primeros títulos que llegan a las librerías tras la resaca que dejan los Reyes, esas novedades con las que atraer, de nuevos, a los lectores, deben brillar más que las luces navideñas de Abel Caballero y José Luis Martínez-Almeida juntas. Y, a juzgar por el despliegue de los distintos sellos, los «felices años veinte», hayamos o no arrancado década, lo van a ser especialmente en lo literario, al menos en el comienzo del año, que es hasta donde, por ahora, podemos leer, y nunca mejor dicho. Sin ánimo de que esta lista haga honor al significado que el término tiene en su vertiente adjetival, aquí van veinte libros –imposible resistirse al juego numérico con el año en cuestión– a los que seguir la pista de aquí a primavera.

FICCIÓN

Almudena Grandes, uno de los grandes nombres de la novela española actual, regresa a las librerías con «La madre de Frankenstein» (Tusquets), nuevo título de su serie «Episodios de una guerra interminable». Grandes se inspira en Aurora Rodríguez Carballeira para narrar la historia de una pareja en el manicomio de mujeres de Ciempozuelos (Madrid) en 1954. También vuelve a la novela Elvira Lindo, aunque en este caso tras una ausencia de diez años. «A corazón abierto» (Seix Barral) se titula un libro en el que la autora «recuerda e inventa» para contar la vida de unos padres que, sí, podrían ser los de cualquiera.

Con Lindo comparte editorial Salman Rushdie, que en su nueva obra, «Quijote» (Seix Barral), ofrece una original relectura del clásico de Cervantes adaptada, eso sí, al siglo XXI, pues su intención no era otra más que satirizar la situación actual de Estados Unidos, «país al borde del colapso moral y espiritual». Un escenario que también recrea, pero en este caso en plena Fiebre del Oro, Hernán Díaz en «A lo lejos» (Impedimenta), el debut de este autor de origen argentino pero infancia sueca que ha logrado firmar un wéstern literario que podría pasar por clásico.

Si Díaz ha sido una de las últimas gratas sorpresas en la narrativa anglosajona, podría decirse que Ocean Vuong es su diamante en bruto, pero ya pulido, porque su talento no tiene aristas. «En la Tierra somos fugazmente grandiosos» (Anagrama) es la primera novela, con rasgos marcadamente autobiográficos (el protagonista se descubre a sí mismo en su doble condición de inmigrante y homosexual), de este joven vietnamita que en 1990 emigró a Estados Unidos con su familia, tras pasar un año en un campo de refugiados en Filipinas.

Siguiendo con revelaciones, imposible no mencionar a Bernardine Evaristo, que compartió con Margaret Atwood el Man Booker del año pasado por una obra tan excepcional como sorprendente: «Mujer, niña, otras» (AdN). En la misma línea sorpresiva, la canadiense Miriam Toews y su «Ellas hablan» (Sexto Piso), basada en el caso real de ocho mujeres que viven en una aislada comunidad menonita. Voces silenciadas, pero tan potentes como la de la canadiense Nelly Arcan, cuyo suicidio en 2009 no logró eclipsar su obra, de la que ahora nos llega «Loca» (Pepitas de calabaza), una incómoda reflexión sobre el amor que queda cuando el amor se acaba. (ABC)

 
Revistas
  • 8
  • 7
  • 6
  • 4
  • 3

Más información

Publicidad