Tormenta Eléctrica Cochabamba
Mín: 13º
Máx: 28º
Nuboso Oruro
Mín:
Máx: 19º
Nuboso Tarija
Mín: 14º
Máx: 25º
Lluvia La Paz
Mín:
Máx: 18º
Lluvia Chuquisaca
Mín: 11º
Máx: 22º
Tormenta Eléctrica Beni
Mín: 23º
Máx: 31º
Nuboso Santa Cruz
Mín: 22º
Máx: 32º
Tormenta Eléctrica Pando
Mín: 22º
Máx: 29º

Publicidad

    


Miedo y vergüenza

Algunos crímenes de odio no son revelados



Activistas protestaron en la urbe alteña contra el asesinato de Litzy y pidieron justicia para castigar a los culpables del crimen.

Catorce crímenes de odio se cometieron en el transcurso de este año, pero los familiares de las víctimas no denunciaron varios de los casos por temor y vergüenza, según el colectivo Trans, Lesbianas, Gays y Bisexuales (TLGB) de El Alto.

Según la principal representante de la organización alteña, Romina Apala, las familias de las víctimas generalmente optan por "enterrarlas" en el más completo silencio, pese a que, por ejemplo, una persona fue encontrada en un basurero y otra fue hallada en una fosa común.

"¿A quién acusar? ¿A quién buscar? No había a quién culpar y eso es realmente lamentable", afirmó Apala a un medio escrito local. Agregó que varios asesinatos se han mantenido en reserva por el mismo pedido de los familiares de las víctimas.

"Pues hay muchas familias que tienen miedo por el mismo hecho de decir que tienen un hijo o una hija trans, lesbiana o gay en sus hogares, por eso prefieren que estos casos se queden en completo silencio o en otros casos no tienen dinero (para impulsar un proceso investigativo) en nuestra justicia que es sólo para quien tiene dinero", remarcó.

En horas de la madrugada del pasado lunes, una transexual, identificada como Litzy Hurtado, fue asesinada a la salida de una discoteca en la urbe alteña y este hecho generó la indignación de diferentes organizaciones de TLGB en el país.

Ayer, varias personas protagonizaron protestas en El Alto y también en la ciudad de Santa Cruz exigiendo justicia. "A mi hija le gustaba cocinar y se fue a trabajar (a El Alto en esa actividad), ahora yo solamente pido justicia porque todavía tengo un poquito de creencia en la justicia, la muerte de mi Litzy no puede quedar impune", manifestó María Céspedes, madre de la víctima, según el reporte de radio Fides.

Mientras el colectivo TLGB alteño confirmó que este grupo de la población es el más vulnerable porque todos los días sufre discriminación, maltrato psicológico e incluso físico.

"Hay casos de transfobia, casos de maltrato hasta entre los mismos familiares que no han tolerado que su hijo o hija sea diferente y han llegado a los golpes, también hay violaciones y todo eso pasa en la familia, todo queda en la clandestinidad", insistió Apala.

Para mañana se alistan otras marchas de protesta en diferentes ciudades del país. (ANF)

 
Revistas
Publicidad
Portada de HOY

JPG (756 Kb)      |       PDF (398 Kb)



Cotizaciones
1 Dólar:6.96 Bs.
1 Euro:7.80 Bs.
1 UFV:2.28977 Bs.

Publicidad

Publicidad